Los Contratos Por Diferencia (CFDs por sus siglas en inglés) están entre los instrumentos financieros más populares negociados en línea. Billones de dólares se negocian cada día, sin embargo, el comercio de CFDs conlleva altos riesgos. Cualquier inversionista que haya comprado y vendido estos instrumentos financieros estará de acuerdo en que incluso un pequeño error puede acabar con una gran parte de su inversión. Por otro lado, una operación exitosa puede crear múltiplos de la cantidad invertida en ganancias.

Además del atractivo de ganar mucho dinero, los operadores optan por negociar CFDs porque se liquidan en efectivo en lugar de valores o bienes físicos.

 Contrato Por Diferencia¿Qué es un Contrato Por Diferencia (CFD)?

Un Contrato Por Diferencia (CFD) es esencialmente un contrato entre un comprador y un vendedor. El contrato estipula que el comprador le pagará al vendedor la diferencia entre el valor actual de un instrumento financiero principal y su valor al momento del contrato (vencimiento del contrato). Sin embargo, si la diferencia es negativa, es el comprador quien paga la diferencia.

El comprador está esencialmente especulando que el valor del activo subyacente subirá o bajará. La diferencia se liquida en efectivo, por lo tanto, el comprador no posee realmente el instrumento financiero que es negociado, pero mantiene al CFD hasta que el contrato termine.

Algunos de los instrumentos financieros negociados a través de CFDs son metales preciosos, petróleo crudo y derivados de capital.

No hay duda de que se puede hacer dinero al negociar CFDs. Desafortunadamente, un gran porcentaje de los inversionistas se encuentran a menudo en el lado perdedor (la diferencia es negativa). Por lo general se debe a errores evitables, cinco de los cuales explicamos a continuación.

5 errores en el negocio de CFD que debes evitar.

1. Colocar más de lo necesario en una sola operación.

Usted ha estudiado un instrumento particular y confía en la dirección de los precios. Para maximizar sus ganancias, decide colocar 50% del saldo de su cuenta en él. El precio se mueve en su dirección especulada. Entonces, de repente se invierte. Afortunadamente, usted colocó un “stop loss”, pero una gran parte de la cantidad que invirtió se ha perdido.

Incluso inversionistas experimentados han pasado por esta situación.

El mercado de CFDs is altamente volátil. Los movimientos de precios repentinamente invertidos son bastante comunes. Así que no hay manera de estar 100% seguro de que una operación específica terminará en un determinado punto de precios.

Para evitar este error, siga una simple regla. Nunca coloque más de 2% del saldo de su cuenta disponible en una sola operación. Además, aún cuando el apalancamiento incrementa el potencial de ganancias de la operación, debe usarlo con moderación.

2. Andar a ciegas.

Especular las direcciones de los precios sin entender el porqué pueden subir o bajar, resultará en pérdidas. La naturaleza volátil de los mercados de CFDs es influenciada por factores subyacentes, desde aspectos políticos hasta el clima.

Muchos corredores hacen que sea fácil obtener la información necesaria. Proporcionan gráficos, indicadores y otras herramientas de análisis técnico que puede usar para adquirir más conocimiento. Si quiere invertir en un instrumento en particular, siempre tome tiempo para entender los factores que afectarán completamente su precio. Ese conocimiento le ahorrará dinero.

3. No conocer el riesgo en una operación.Evite errores de operación de CFD

Este es uno de los errores más comunes y fácilmente evitables. Los operadores simplemente colocan una inversión donde el potencial de ganancias es menor que las pérdidas que puede incurrir. Varias operaciones como esta pueden aniquilar su cuenta.

Antes de determinar una operación, considere la cantidad de beneficios que podría obtener contra las pérdidas que puede incurrir. Si la pérdida es mayor, es mejor renunciar a incrementar el apalancamiento o a la cantidad invertida.

La administración de riesgo también implica encontrar algunos instrumentos para invertir. La mayoría de los corredores le ofrecerán docenas de instrumentos para operar. Esto no significa que debe colocar su inversión en cada uno de ellos, sino que es más prudente escoger de dos a cinco instrumentos para construir su portafolio. Esto le permite aprender lo más posible sobre instrumentos y eventualmente estar en posición de hacer operaciones cuyas probabilidades estén a su favor.

4. No planear o no acatarse a su plan.

Todo inversionista exitoso entra a una operación con un plan. Planear implica resolver diferentes preguntas, por ejemplo:

– ¿Qué instrumento financiero va a negociar?

– Dependiendo de las condiciones existentes, ¿tendrá una posición larga o corta, o evitará invertir en este instrumento?

– ¿Cuál es la cantidad máxima o mínima que invertirá?

– ¿Cuánto tiempo mantendrá la posición?

– ¿Qué estrategia usará en su operación?

– ¿Reinvertirá sus ganancias o las mantendrá?

Estas son solo algunas de las preguntas que tendrá que responder antes de hacer una operación. Pero antes de hacerse estas preguntas, debe tener la información necesaria sobre el instrumento y la plataforma de operaciones.

No atenerse a su plan es otro error estrechamente relacionado. Por ejemplo, usted podría decidir mantener una operación con pérdidas por más tiempo con la predicción de que se recuperará. Si continúa con una posición de pérdidas, estas continuarán acumulándose. Si su plan no funciona, es mejor que pare de operar y regrese al principio. Aprender de operadores experimentados es otra manera de identificar planes que funcionan.

5. No utilizar “stop orders”.

Los “stop orders” son una de las herramientas más importantes de gestión de riesgos disponibles para cualquier operador de CFDs. Por cada operación que haga, se recomienda hacer uso de stop orders. Esto le permite minimizar pérdidas y bloquear las ganancias obtenidas en la operación cuando la dirección de precios se invierte.

Otra estrategia para usar stop orders es ampliar el intervalo. Muchos operadores colocan los stop orders cerca del precio inicial y finalmente no crearán beneficios si el stop order entra en juego. Sin embargo, esto no significa que el espacio entre los stops sea muy amplio. Si ha planeado bien, podrá aplicar esta técnica de gestión de riesgo en el lugar correcto donde las probabilidades de ganar es alta.

Negociar CFDs es una operación riesgosa. Muchos inversionistas dejarían de invertir en CFDs después de ver que sus cuentas se agotan simplemente por errores evitables. Hay muchos otros errores diferentes que no hemos mencionado, pero si es capaz de evitar los cinco errores descritos anteriormente, debe ser capaz de evitar enormes pérdidas mientras crece poco a poco su cuenta de operación.

24Option es altamente recomendable si usted es nuevo en el negocio de CFDs. ¡Su centro de educación es gratis y único en su clase!